Compara precios de

193 profesionales de Arreglar Goteras han indicado sus precios aproximados

¿Cuál es el precio medio de Arreglar Goteras?

919 €
Desde 200 € Es el precio más barato de Arreglar Goteras
Hasta 3.000 € Precio máximo que nos han indicado los profesionales para los trabajos de Arreglar Goteras

Averigua cuánto costará tu proyecto de arreglar goteras

Danos algunos detalles sobre tu proyecto y compara varios presupuestos de profesionales de tu zona.

Pide precio gratis Sin compromiso de contratación
  • El precio medio de arreglar goteras es de 919 €
  • El 73% de los precios de arreglar goteras oscilan entre 200 € y 3.000 €
  • Resultados sobre una muestra total de 193 precios de arreglar goteras
  • Estos precios son una media que oscilan dependiendo de factores como la calidad de los materiales o la duración de la obra.

Uno de los daños más comunes que pueden aparecer en una vivienda cuando la impermeabilización no es la adecuada son las goteras. Las goteras son filtraciones de agua que, debido a la cantidad de agua que las componen, llegan a saturar la superficie donde se acumula y el agua termina saliendo al exterior. La forma más habitual de contenerlas en un primer momento es utilizando un cubo que recoja el agua que brota. Sin embargo, es necesario arreglar la gotera en su punto de origen, de lo contrario la gotera se mantendrá en el tiempo y la estructura del edificio se verá deteriorada allí donde se ubique. 

Pide precio gratis Sin compromiso de contratación

Los precios que vamos a encontrar a la hora de solicitar un presupuesto para arreglar goteras dependerán, principalmente, del coste de la mano de obra. Dependiendo del tipo del inmueble, y del origen de la gotera, el precio podrá variar ligeramente. De este modo, podemos encontrar presupuestos muy económicos por 200 y presupuestos más elevados que llegarán hasta los 3.000 euros. Del mismo modo, en precio intermedio que representa un presupuesto estándar estará en torno a los 919 euros aproximadamente. 

El proceso de arreglar goteras cuenta con dos partes fundamentales, reparar la parte externa (donde está el origen de la gotera), y reparar la parte interior, donde ha aparecido la gotera y donde el agua ha dañado la estructura que queda a la vista. 

Sin duda, la parte de reparar el origen de la gotera es la más importante porque será la que realmente pueda garantizar que ésta no vuelve a aparecer. Para ello, lo que tendremos que hacer será localizar el origen del flujo de humedad. A grandes rasgos, podemos encontrar dos casos típicos. El agua puede proceder de una cañería en mal estado o del tejado. Si el agua procede de una tubería, será necesario abrir la pared o el techo en la parte en la que haya aparecido la gotera y reparar la tubería que se encuentre dañada. Después, se procederá a tapar de nuevo el techo o pared para ocultar la tubería ya arreglada. Por el contrario, si el origen de la humedad la encontramos en el tejado, deberemos arreglar desde el exterior la parte afectada. Para ello se pueden sustituir las tejas que estén en mal estado. Otra solución muy sencilla y que da muy buenos resultados es cubrir la zona con tela asfáltica. Esta tela aísla la zona de cualquier tipo de humedad, por lo que el agua no podrá fluir de nuevo hacia el interior de la gotera. 

Por otro lado, la segunda parte que implica arreglar una gotera es solucionar el interior de la gotera que ha afectado a la parte visible de la estructura. En realidad, una vez que ya se ha solucionado el origen de la gotera no es necesario preocuparse más por ella. Al cortar el origen del flujo de agua, la gotera como tal, no volverá a aparecer. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la gotera habrá causado desperfectos en la superficie donde apareció. Estos desperfectos serán de carácter meramente estéticos pero, aún así, lo conveniente es arreglarlos. Lo primero que deberemos hacer es esperar a que la gotera se seque por sí sola y por completo. Esto no deberá ser difícil puesto ya que hemos cortado el origen del agua. Una vez que la gotera se haya secado, procederemos a lijar la superficie dañada para retirar los restos de material en mal estado. A continuación aplicaremos una capa de yeso para recuperar el material deteriorado y, cuando esté seco, se procederá a pintar o dar el mismo acabado que el resto de la superficie. De esta forma, se dará por completado el arreglo de la gotera. 

Recibe hasta 4 presupuestos de profesionales de tu zona

Averigua cuánto costará tu proyecto de Arreglar Goteras

Danos algunos detalles sobre tu proyecto y compara varios presupuestos de profesionales de tu zona.

Pide precio gratis Sin compromiso de contratación